Photobucket ¿Estás listo para viajar en el tiempo junto a la tercera generación?
Photobucket

S T A F F •
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Photobucket
Últimos temas
» Registro de Casas•
Vie Oct 07, 2011 7:15 pm por Rebbeca Carrow

» Registro de Nombre&Apellido
Vie Oct 07, 2011 7:13 pm por Rebbeca Carrow

» Registros de Avatar•
Vie Oct 07, 2011 7:09 pm por Rebbeca Carrow

» Becoming Monsters || ¡Pjes Cannon Libres!
Jue Sep 29, 2011 7:46 am por Hogwarts

» We are failures and we love it ~ Rol de Skins {Elite} // RECIÉN ABIERTO
Jue Sep 29, 2011 7:45 am por Hogwarts

» Caught in a Bad Romance {The Vampire Diaries RPG} ¡FORO NUEVO! -Normal-
Jue Sep 29, 2011 7:41 am por Hogwarts

» N.Tonks ID
Lun Sep 26, 2011 8:44 am por Hogwarts

» Protego Totalum [Normal]
Dom Sep 25, 2011 12:44 pm por Victoire Weasley

» ¿Roleas?
Sáb Sep 24, 2011 7:50 am por Ashleen J. McLaggen

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 23 el Dom Jul 23, 2017 5:46 pm.
Photobucket
Photobucket

Image and video hosting by TinyPic Enjoy the Silence 4.0 Photobucket # dothehippogriff
Normales♥

¡Oh! Eres tú [Scorpius]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Oh! Eres tú [Scorpius]

Mensaje por Rose J. Weasley el Miér Sep 14, 2011 5:09 pm

El lago negro siempre había sido su lugar favorito para leer y sin importar en que época estuviera, eso no cambiaría. Además, el Sábado había amanecido con un gran sol radiante, siendo eso algo que Rose no podía desaprovechar, teniendo en cuenta que odiaba las tormentas. Por eso, luego de haber adelantado un par de deberes en la sala común, había tomado su libro favorito y había salido en dirección al lago negro. A diferencia de su madre, el libro favorito de Rose no era Historia de Hogwarts. Curiosamente, ese libro le aburría escandalosamente. Por eso, Ronald había comprado un libro muggle a Rose cuando ella había pasado a cuarto curso, luego de tanto pedirselo, claro está. Ángeles Caídos, de Nora Roberts, se había convertido en su libro favorito y pocas veces se separaba de el. Bien, Rose pocas veces se separaba de cualquier libro. Pero ese en especial, era el que más disfrutaba. Quizás, hasta podía recitarlo de memoria.

Salió a los pasillos y comenzó a tatarear una de sus canciones favoritas, Hey, Jude; de los Beatles. Quizás Rose podía pasar fácilmente por una hija de muggles, pero se había criado con una madre que sí lo era y con un abuelo amante de los objetos muggles, por lo que estaba acostumbrada a ellos y hasta podía decir que le gustaba. Sobre todo lo que tuviera que ver con sus artes, la música y la literatura, como es obvio, pero también con la fotografía. En el intermedio de la canción, el tatareo se volvió en un canto y ese canto en un canto con un volúmen algo alto, mientras la pelirroja movía las caderas al ritmo de la canción en su mente. No lo hubiese notado, ya que estaba en su búrbuja, pero la mirada extraña del resto de los alumnos le advirtió que algo estaba mal. Así que sonrió nerviosa y siguió caminando, ignorando las miradas, como si nada, aunque con un leve sonrojo en sus mejillas.

Mientras caminaba por los pasillos, saludó con una sonrisa a Albus y a Hugo que hablaban de no sabe qué, pero tampoco le importaba-¿A donde vas, Rosie?-preguntó su hermano menor. Ella solamente señaló el libro entre sus manos y luego de dedicarle una dulce sonrisa a su hermano, este entendió que iba al lago a leer. Rose no era difícil de adivinar para el que la conociera. Luego de unos pocos minutos de caminata, llegó al lago y antes de buscar algún lugar para sentarse, se permitió disfrutar del ambiente. El lago tranquilo parecía listo para un pintura con el sol en lo más alto del cielo brillando con una intensidad tal cual como si no hubiera mañana. El viento soplaba con fuerza, provocando que la larga cola de caballo que Rose se había hecho ondeará libre dando la impresión de fuego. Sí, el lago negro estaba como más le gustaba.

Entonces, cuando detalló la escena y a los pocos alumnos que se encontraban cerca del lago, fué cuando se permitió buscar con la mirada algún lugar tranquilo para leer. Lo encontró, cerca de la orilla del lago había una gran piedra donde podría sentarse. Se acercó sin prisa y se subió en la piedra, casi con parsimonia. Abrió el libro en la página que había quedado la noche anterior y comenzó a leer, rogando internamente a quién quiera que la escuchará, que nada molestará su tarde tranquila. Por que sí se conoce a Rose, quienes la rodean y se conoce como es Hogwarts, entonces cualquiera podría saber que tal ruego era algo un poco difícil.
avatar
Rose J. Weasley

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 13/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Oh! Eres tú [Scorpius]

Mensaje por Scorpius Malfoy el Miér Sep 14, 2011 5:36 pm

Se acabó, se había acabado aquello por completo. Al lado de tanto idiota cerca, a veces Scorpius perdía la cabeza. Aquel grupo de tontos de Slytherin se comportaba de un modo tan... bobo, como si fueran adolescentes de 15 años. Él creía que había algunos tipos de personas. Personas como él, quien había madurado tan temprano y ahora era un hombre (gracias a la insistencia de su padre, claro); y gente como sus compañeros, riéndose de cualquier tipo de cosas. Les tiraban besos a las chicas que pasaban, sobretodo a las de esa época quienes eran tan antiguas que corrían asustadas impidiendo que les dijeran otras cosas. Sus amigos, o el grupo de gente con la que pasaba el tiempo, empezaron a reírse con emoción, dejando a Scorpius como un tonto al no reírse con ellos. Él solamente giró los ojos y comenzó a caminar hacia otro lado de los jardines.

No tenía pensado caminar a ningún lugar en particular, no lo necesitaba, pero sus pies comenzaron a moverse por si solos y cuando notó donde estaba, se dio cuenta que no era la mejor opción. El lago Negro. No era la mejor opción en pocos sentidos. Obviamente, Scorpius no pensaba en el calamar gigante (aunque en esa época... tal vez fuera sólo un bebé); sino en la cabellera pelirroja que notó a lo lejos. Era bastante distinguible entre la monotonía de ese castillo notar a alguien que no cumplía los requisitos tontos de su época, o de la actual. Es decir, aquella chica no era una típica adolescente de su época que solía cortar la pollera del uniforme, desabotonarse los botones que creía hacer falta, (o no); y reía tontamente. Tampoco era una chica de la época en la que estaban trabados, aquellas sumisas que trataban de bajar sus polleras todo lo posible y sonreían tontamente cuando alguien las miraba. Esa chica era especial. Rose Weasley era especial, para su propia condena.

Había un árbol cerca de la gran piedra en la que estaba sentada Rose (en la que alguna vez se sentó la madre de ella para observar a alguien que no era su padre, pero ambos desconocían tal momento). Scorpius trepó rápidamente en aquel regalo de la naturaleza en silencio, lo mas ágil posible observando tanto la espalda como el cabello rojo que volaba con la suave brisa de ese día. Buscó en su manual algo que decir, algo que hablar, algo que no ocasionara problemas. No era muy conversador, pero a veces, solían salir palabras buenas de su boca, salvo que pocas veces las expresaba.

En vez de lucirse como una persona civilizada que podía hablar incluso con el enemigo, Scorpius soltó su lengua y ella dijo lo que quisiera.
- Un libro muggle donde todos se casan felices, ¿uh?
avatar
Scorpius Malfoy

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 13/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Oh! Eres tú [Scorpius]

Mensaje por Rose J. Weasley el Miér Sep 14, 2011 6:12 pm

Desde la primera vez que lo había leído aquellas páginas en cuarto curso se había enamorado de la pareja que hacían los protagonistas. Reece y Brody. Brody y Reece. Eran tan distintos en todos los sentidos que se complementaban a la perfección. Él, típico hombre américano del oeste, fuerte y astuto, perpicaz a todas horas. Y ella, delicada, frágil, quizás demasiado para su propia seguridad. ¿Y para que negarlo? Rose también soñaba con algo así, un amor tan puro como complementario. '¡Hey! Deja de soñar, Rosie. Los príncipes azules no existen. El mundo está infestado de puros sapos'; se regañó a sí misma mentalmente. No, simplemente no existen los príncipes azules de brillantes armaduras. Luego de un largo suspiro, volvió la mirada a su libro, pero antes de comenzar a leer de nuevo, una voz demasiado conocida para Rose llegó a sus oídos. Arrugó tiernamente la nariz, sin alzar la mirada, como solía hacer cuando algo le disgustaba-No es de tu incumbencia, Malfoy-contestó sin muchas ganas de ponerse a discutir en medio del lago. Y menos, delante de aquellos alumnos que no hacía más que verlos con extrañeza. A los nuevos.

Y aunque continuaba con su mirada posada en las blancas hojas del libro, no leía. No podía leer, sabiendo que él estaba cerca. Y odiaba eso. Aquellos revoltijones en el estomágo y enojos que solo él podía lograr. Bufó. Sabía que sí él estaba atrás, o al lado, ya que aún no lo había ubicado, entonces no podría seguir leyendo. Toda su concentración se había ido a una sola pregunta; ¿Que estaba haciendo él ahora? Y Rose insistía en responder esa pregunta con un simple; Búscando la manera de molestarme. Y es que no entendía aquella insistencia por parte del chico de molestarla. Pero no podía decir nada, ni quejarse, ya que tampoco entendía por que sus palabras algunas veces llegaban a herirla. ¡Y odiaba todos esos sentimientos tan contradictorios y opuestos que se alojaban en su cabeza y no la dejaban en paz! Fuera como fuera, él no se salía de su mente y eso estaba comenzando a estresarla, algo no muy común en Rose. Volvió a bufar sintiendo como el flequillo volaba ligeramente gracias al bufido. Y alzó la mirada.

-¿Necesitas algo?-preguntó de la manera más cortés posible con la que se podía referir a él, es decir, con los labios fruncidos, la nariz arrugada y los ojos entrecerrados. Lo buscó con la mirada y al no verlo, se desconcertó. Hasta que notó el árbol cerca de la piedra y al recorrerlo, se encontró con el rubio sobre el árbol. Enarcó una ceja incredula y confusa-¿Hace cuanto estás ahí?-preguntó con un tono que denotaba algo de sorpresa, pero que pudo disimular demasiado bien. Sí estaba ahí cuando ella había llegado, entonces, en definitiva, no lo había notado. Y sí había subido luego de que ella se hubiera instalado en la piedra, entonces tenía que reconocer que el chico era bueno en ser discreto.

Quizás, lo mejor era ignorarlo e irse muy dignamente, búscando algún otro lugar donde leer en paz; pero no quería hacerlo. No por que ella había llegado primero, o eso tenía entendido y su orgullo Weasley Granger era tal vez demasiado grande para una sola persona. Podía ignorarlo y seguir leyendo, así que lo intentó. Volvió su mirada al libro y volvió a leer la página completa, ya que había pérdido el hilo de la historia gracias a Scorpius.
avatar
Rose J. Weasley

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 13/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Oh! Eres tú [Scorpius]

Mensaje por Scorpius Malfoy el Miér Sep 14, 2011 6:58 pm

Scorpius era todo un observador, lo había heredado de los Malfoy mas que de su madre, eso era cierto. Se tomó el tiempo para observar a Rose por unos largos minutos antes de hablar, solamente entrecerró los ojos al observarla con total normalidad y suspiró lentamente. Era un gran huracán esa chica, una especie de persona inmanejable y al mismo tiempo tan cambiante como el tiempo. Cuando suspiró ofendida, Scorpius admiró aquello, casi sonriendo al notar ese signo de enojo en su rostro. Se odió por aquello, pero había que admirir que lucía mas linda cuando se enojaba. Luego de soltar un par de frases cortantes que obviamente él ignoró, lo miró llena de sorpresa, como si nunca se hubiera subido a un árbol para observar a alguien.

- Quien sabe. -respondió a sus preguntas de manera soberbia, estaba claro que no iba a confesarle que hacia en ese lugar. No le gustaba expresar tanto sus dudas como sus sentimientos, era un Malfoy por Merlín, eso era lo último que se hacía en su naturaleza. Con mas soberbia, movió su varita pronunciando el primer hechizo que aprendió en su colegio, y atrajo hacia él el libro que Rose leía. Su madre no era muggle, pero tampoco los odiaba como su padre, y muchas veces Scorpius la había encontrado en el piano leyendo alguno de esos libros, sobretodo unos que tenían flores de tontos colores. Para Scorpius era todo un misterio ver libros que no se movían, asi que cuando tomó entre sus manos el libro de Rose, fue un gran descubrimiento para él. Observó maravillado los colores y el toque que Rose le había dado. Estaba algo usado, como si amara aquel tonto libro, notó las hojas marcadas que seguramente le habían gustado y por minutos deseó leer lo que le había llamado la atención.

- Eres tan muggle... -susurró como si aquello fuera un fastidio, pero se notaba a simple vista que no encontraba un insulto. Draco seguramente había aplaudido aquello, pero no su madre.
avatar
Scorpius Malfoy

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 13/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Oh! Eres tú [Scorpius]

Mensaje por Rose J. Weasley el Miér Sep 14, 2011 7:56 pm

Sí, definitivamente odiaba los momentos en los que él no respondía. Odiaba que solo se limitará a observarla como si tuviera algo en el rostro. Se arregló un par de mechones que se habían colado por su rostro y volvió a entrecerrar los ojos al escuchar su respuesta. ¿Que no podía darle más detalles? ¿Le costaba mucho? Un realmente largo suspiro salió de sus labios, antes de volver la mirada al libro, cerrando los ojos con calma y comenzando a contar hasta diez. Cuando terminó de contar, se dio cuenta de que eso no funcionaba. Abrió los ojos nuevamente, mientras seguía contando más allá de diez buscando una calma que estaba segura no llegaría. Hasta que su libro se escapó de sus manos. Alzó rápidamente la mirada olvidando la cuenta y la calma que estaba buscando, mientras fulminaba al rubio con la mirada. Escuchó sus palabras y se levantó de la piedra tan rápido que hasta puede asegurar que se mareó-Pero...¡¿Quién te crees que eres?! ¡Dame MI libro!-gritó enojada remarcando su propiedad. Nadie, había tocado ese libro en especial, que no fuera Rose, y su padre junto al vendedor, claro está. Lo que se traducía a; Ese libro es sagrado para la pelirroja.

Se acercó al árbol e intentó alcanzarlo con la mano, casi por instinto. 'Rose, eres una bruja. Dejate de bobadas; se recordó antes de sacar su varita. Con un ágil movimiento de su muñeca, el libro volvió a sus manos. Comenzó a revisar el libro como sí él lo hubiera dañado y al no encontrar nada, suspiró aliviada-Eres insufrible-comentó en voz baja, aunque sabía que él la había escuchado. Entonces, recordó sus palabras y volvió su mirada clavandola en él extrañada-Sí, soy muy muggle y con mucha honra, Malfoy-expresó antes de comenzar a caminar nuevamente hasta la piedra donde estaba inicialmente. Quizás debía hacerle caso a su madre e ir con algún terapeuta muggle que le enseñará a controlar los nervios. Así no estaría estresada todo el tiempo. Se sentó nuevamente, esta vez con su cuerpo en dirección al árbol y cerró el libro, disgustada, antes de pasar una mano por su frente y colocar el libro en su regazo.

-¿Que quieres, Scorpius?-preguntó con la voz cansada. Definitivamente, él era el único ser sobre la faz de la tierra que podía hacerla enfurecer en tan solo un instante y con un simple gesto, agotando hasta la última gota de su paciencia. Quizás era por todo lo que la había herido y no, no lo iba negar. Aunque nunca lloraba frente a los demás, lo había hecho a solas por algunas palabras del rubio. Y que la hiciera llorar no le gustaba, por que significaba que el rubio le importaba y ella no quería que él, precisamente él, le importará.
avatar
Rose J. Weasley

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 13/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Oh! Eres tú [Scorpius]

Mensaje por Scorpius Malfoy el Sáb Sep 17, 2011 8:45 pm

Vio el libro de Rose volar por los aires, volviendo a ella como si de una varita se tratara. Odiara que fuera un libro muggle, sin imágenes que se movieran frente a sus ojos o preferencia por sus dueños, si aquel libro fuera mágico se quedaría en manos de Scorpius al ser tan bonito como nuevo amo. Pero no, el libro tenía que ser tan mudo como los muggles mismos. Cuando ella comenzó a revisar las paginas de su amado libre, el rubio finalmente cayó al suelo con rapidez y hasta agilidad. Sus pies sólo sufrieron leves escalofríos al hacer aquel movimiento pero nada que no se pudiera solucionar. Ahora, tan cerca de ella, reconocía aquello como peligro.

¿Como alguien podía tener tanto amor por un objeto? Aquel era un simple libro sin vida, SIN MAGIA, sin ningún tipo de movimiento alguno Sin alma. Por un tonto minuto la curiosidad fue mas fuerte que él y por momentos, quiso preguntar de que se trataba. Quiso robárselo de nuevo por lo menos para leer la sinopsis, para entender que era necesario para ganar el cariño de Rose. Rió mentalmente, él no necesitaba aquello. Nuevamente, y casi con capricho, ignoró sus preguntas, solamente se dedicó a mirarla. No estaba lo suficientemente cerca para acecharla, pero si estaba lo suficientemente cerca para notar sus cabellos rojos rebeldes con el viento, sus increíbles y perfectas cejas, sus ojos tan llamativos. Scorpius tragó, aunque no parecía pasar la saliva.

- ¿Scorpius?
Su nombre en los labios de Rose fue extraño, por no decir que había sonado terriblemente perfecto, pero él no iba a admitirlo. Siempre el mismo circulo. - Malfoy para ti, Rose. -casi un juego parecía aquello, como si fuera de todos los días molestarla una y otra vez. Aun así, tomó aire, y miró el lago. Se le había ocurrido una tonta idea, casi estupida que claramente, iba a llevarlo al infierno. - ¿Quieres dar un paseo?
avatar
Scorpius Malfoy

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 13/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Oh! Eres tú [Scorpius]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.